Publicado por Marco el 14 de febrero de 2017

Será que el frío y la lluvia nos aplastan, nos retiene al abrigo de calefacciones, hogares y mesas camilla. Será eso lo que hace que nuestras vidas se paren. Y ahora que ha dejado de llover, el bullicio se aproxima al Marco. Las nubes de la mañana se desintegraron tras un buen chubasco y el SOL de invierno tímidamente sale de su escondite para llenarnos de energía vital. Energía que permitirá que Sara termine su libro y favorecerá el renacer de los dioses aletargados de Javhier que anuncian su vuelta para quedarse entre nosotros y “regir el mundo y derrocar a aquellos que han hecho olvidar sus nombres”.  Los jóvenes artistas se preparan para crear nuevas obras que presentarán en una próxima convocatoria, allá por primavera. FADE, que parece que la hibernación no le afecta, sigue cosechando éxitos. El Atroche anuncia con inundar de olor a pan recién hecho el centro de la ciudad. Chloé Bird en su “mundo de niños raros”. Un Portugal Futurista entrando en nuestra piel para brotar en plena primavera. ¡Preparaos para el estallido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *