Año de bienes

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Montaña dice que 2020, aunque sin nieve, ha sido un año de bienes y que le ha servido para reactivarse y para sumar amistades virtuales; y eso es positivo, teniendo en cuenta el peso que va teniendo la tecnología en nuestras vidas.

Ha conocido a Laura, preocupada por su futuro, activista y con unas ganas locas de hacer ciudad desde abajo. Participación comprometida, arrimando el hombro para lo que haga falta y poniendo su granito de arena con el único fin de mejorar nuestras vidas y por supuesto la suya. Padres orgullosos que la acompañan dejando que ella misma lleve las riendas de sus retos.

En su vida también ha entrado una amiga invisible, y ha entrado por la piel que siempre será mejor que entrar por cable. Con honestidad, con sencillas pretensiones en la vida y aprendiendo a caminar. La mascarilla le ha venido genial para ocultar sus temores de esas miradas que no saben leer el corazón de las personas. Es una amistad muy reciente pero que promete, porque tiene lo que Montaña admira de las personas, una gran responsabilidad y mucha personalidad.

Y ahora llegan los chicos, Alberto y Fabio, que no eran amigos, ni siquiera se conocían, pero Montaña les puso en contacto, porque hablando con uno y con otro, vio que los dos eran uno. Son artistas, y Montaña lo sabe porque tienen la necesidad de crear. Es una necesidad que les sale de las entrañas. Alberto es un gran aliado, porque sabe escuchar, porque es un gran músico y porque tiene una empatía que le hace conectar muy rápido con las personas. Fabio es fundamental, porque aunque es muy joven, la vida le ha hecho madurar rápido y en comunidad. Él sabe que el camino es más llevadero cuando se hace en compañía y siempre, se llega más lejos.

Y un chico más, Dani, que pensando que no le conocía, resulta que sí. Dani tiene un deseo enorme de activar la cultura aquí en Cáceres, desde su perspectiva, desde la perspectiva de la juventud de esta ciudad. Otra mirada, una nueva mirada que nos hará volar. Teatro, música, performance… una caja llena de sorpresas preparada para estallar. Y lo mejor es que de la mano de Dani, Montaña va a conocer a personas muy interesantes.

A Ginebra ya la conocía, es de las que aparece y desaparece para aparecer en otro sitio. Ginebra se parece mucho a Laura, en lo del activismo. Tiene una fuerza interior que le hace resurgir constantemente. Mirada clara, transparente y luminosa que avanza hacia un océano de arte. Habla de arte, con cariño y con mucho conocimiento. Montaña admira a Ginebra, es su gran amiga, para la que siempre está disponible.

Y que deciros de Martuska, inquieta, nerviosa, deseosa de estrenar en breve. Con esos nervios, necesarios, de quien trabaja duro. Pendiente de que todo salga fetem y de no cometer errores. Montaña le dice que errores habrá, pero que con profesionalidad y la dosis adecuada de emoción, todo sale adelante.

Y luego está Jara, una amiga que conoció en persona hace ya 5 años, cuando terminó Bellas Artes en Salamanca y que entonces andaba con su despiste natural de recién egresada. Le contaba que en su graduación, Tomás Hijo en un magistral discurso (que ojalá Jara nos pueda pasar), les puso en la pista de los innumerables caminos entre los que podían escoger. Y es que ahora se da cuenta de la de veces que ha ido eligiendo en las innumerables bifurcaciones que se ha encontrado en el camino. Ahora está ilusionada y emocionada con @llamameropa, un proyecto que ha crecido y se ha forjado con ella. Estar en casa, más de la cuenta, le ha ayudado a madurarlo y estando en casa le han surgido nuevos retos. No se le pone nada por delante y es que está en ese punto de dejar atrás la juventud como “estado civil”. Han sido 5 años frenéticos de aprender. A partir de ahora viene la recogida de frutos que se mezcla con nuevas siembras, nuevos conocimientos, nuevas redes. Preparada para dar el salto al mundo de los adultos.

Laura, la amiga invisible, Alberto y Fabio, Dani, Ginebra, Martuska y Jara, son jóvenes, con edades secuenciales.

Ellas y ellos son tú, te representan. ¡¡Feliz 2021!! Es vuestro año.