Publicado por Marco el 17 de enero de 2017


Ayer fue la entrega de premios del XVI Certamen Cultural Ibérico de Jóvenes Artistas. Matias J. Diaz, no pudo acompañarnos pero lo hicieron sus palabras. Fue una jornada emotiva, jóvenes con mucho que decir, a las puertas de un mundo que desconocen, que comienzan a vislumbrar a través de una pequeña rendija lo que la vida que les espera. Venían con las maletas llenas de proyectos, de pequeñas experiencias. Podría parecer que son tímidos pero yo creo que sólo son prudentes. La prudencia necesaria para entrar como invitados en un mundo del que algún días se apropiarán.

Gracias a Javier López, a su madre y a aquellos que lleva en su corazón, por acompañarnos. Gracias a Javier Bañeza, ¡te esperamos! Y gracias a todos los participantes, premiados o no, que no habéis podido asistir. Gracias de corazón, sin vosotros, este espacio no existe.

Y ahora ya, os dejo con las palabras que Matías nos envió y que penetraron en nuestro interior a través de nuestra piel. Sólo una cosa más Matías, no estás solo, no eres iluso y por supuesto, no eres pobre; tu decisión es valiente, el mundo te necesita.

Cosas para decir en un discurso

Buen día, primero quiero disculparme por no estar ahí con vosotros, hablándoles, mirándoles, les aseguro que he explorado todas las alternativas para estar hoy en Cáceres y no había ninguna que no fuera una locura. Ya os imaginaréis que un escritor joven y pobre no se puede permitir locuras de esa clase. Pero bueno, igual quería decir algunas cosas así que para eso son estas líneas. Les cuento que hace poco que decidí que sería escritor hasta el final, all in, con todas las consecuencias, y eso implica escribir en la oscuridad, enfrentarse a la soledad, sin amigos ni mucho menos maestros, trabajar duro todos los días, con amor y con rabia, y es complejo porque lo que se siente a veces no se sabe si es volando o es cayendo. Y esto para mí puede ser sólo el estilo de vida que he elegido, ya que estoy convencido de que puedo llegar a alguna parte, pero para mi familia que me quiere es algo sumamente aterrador. Por eso es que significa mucho para mí que os haya gustado mi trabajo y me hayáis otorgado este premio, por eso es tan lindo, y por eso no lo olvidaré, porque me habéis dado algo que ofrecerle a mi familia. Un poco de tranquilidad. Un soplo de orgullo. Quizá para ellos ha prendido la esperanza de que su hijo no sea un completo iluso. Muchas gracias, amigos de Cáceres, por este apoyo, que llega en un momento tan crucial, tan al principio. A partir de ahora también escribo para vosotros.

Con afecto, Matías

La exposición la puedes visitar, la tendremos hasta mediados de febrero en el ECJcc. Consulta el horario antes de venir.

One thought on “Cosas para decir en un discurso

  1. Pingback

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *