Publicado por Marco el 18 de mayo de 2017

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El libro ilustrado por Sara, por fin, ha visto la luz: Mister Universo. Sara es amante de los animales y eso la acerca muchísimo a la tierra, es pragmática, es fuego, Sara es mucha Sara. Ella dice que será la típica viejina cañera. Dice que vive cada momento de su vida, los buenos y los malos y que de los malos aprende y de los buenos disfruta. Sara, cuando sea mayor, será sabia y ahora, es lista.

Enzo pinta muñequitos. Muñequitos que suben y bajan y que entre tanto piensan. Sus movimientos, los de los muñequitos, son pausados, intuyo que sus palabras también. Ese detalle me parece interesante, sin prisa pero sin pausa, se adentran en nuestra ciudad. De regalo, Enzo, nos ha traído dos culturas, la de su país de origen, Venezuela y la del país de origen de sus ancestros, Italia. Enzo es artista, por eso le cuesta desprenderse de sus muñequitos; esto no es marketing, salen de él. Enzo trabaja la sabiduría con sus muñequitos.

Esmeralda y Rodrigo presentan mañana su trabajo sobre las Plantas medicinales en la Ribera del Marco. Su ilusión ha ido in crescendo, es lo que tienen los jóvenes, que se ilusionan, que son esponjas, que absorben el conocimiento con facilidad. Esmeralda y Rodrigo han recogido la sabiduría que no está en los libros, está en nuestros mayores.

Santiago está a punto de instalar la otra cerradura biométrica. SOL y Santiago,  transferencia de conocimiento, de joven a joven, que también está bien. Que los jóvenes de ahora parece que nacieron sabiendo.

Sergio ya tiene botes para seguir pintando. Pronto reanudará su trabajo, su primer trabajo. Algún día, cuando sea un artista reconocido, mirará atrás y verá su primera obra. La obra que le permitió llegar lejos. Sergio algún día también será sabio, ahora es artista.

Breno se presenta a una convocatoria que tal vez no consiga, o tal vez sí. Intentar, caerse, levantarse, volver a intentar…  C’Est la Vie. Y todo para acabar siendo sabio.

Pues eso, que para ser sabio, hay primero que ser joven y luego dejar la juventud (que no pasa nada) y luego ser maduro y luego…

Y esto es el ECJcc… artistas que intentan, artistas que viven, artistas que experimentan… artistas que un día serán GRANDES SABIOS.